jueves, 19 de septiembre de 2013

Carreras a la chilena

Primero que nada, aclarar que la imagen la tomé de la web.

Mucho se dice de las carreras a la chilena, que están arregladas, que son poco transparentes...; en fin, todo lo que se pueda imaginar respecto a las actividades ligadas a las apuestas...

Para quien no sepa en lo que consiste, es una carrera uno contra uno, donde ambas partes apuestan una suma de dinero equivalente (armando lo que se llama "polla"), y el ganador se queda con todo.

Es el caso que al curso de mi hijo mayor le ofrecieron la administración del casino en estas carreras a la chilena, en la localidad de Capitán Pastene. Todos los apoderados imaginábamos que el lugar era un potrero con un lazo y una ramada con una modesta cantina...

Al llegar al lugar nos sorprendimos, la cancha estaba muy bien preparada, iluminada para carreras nocturnas, y el casino era un galpón bien construido con piso de cemento, mesas, cocina completamente equipada, baños, un pequeño escenario y una gran barra (incluso tenía una "caja" habilitada para recaudar las ventas)...

El organizador había pactado 3 carreras; ellos se encargaron de cobrar las entradas (efectivamente, el acceso no es gratis), sólo le cobraban a los varones. Demás está decir que el lugar contaba con un amplio estacionamiento.

Mi trabajo estuvo en la caja del bar. Había jugos, bebidas, cervezas, vinos, pisco y whisky. La mayoría de los precios estaban acordes a lo que significa un beneficio, o sea, precios altos... Sin embargo quedé admirado de ver como llegaba la gente pidiendo la cerveza más cara, y pagando sólo con billetes de las más alta denominación ($20.000)... En caja, contar con $50.000 en monedas de $100, se hicieron nada; así como los billetes de $1.000 y $5.000...

Suerte que todo se pidió a consignación, porque se vendió menos de la mitad de lo pedido, pero cada peso es útil y eso es lo bueno.

La cocina contaba con un surtido menú, ad-hoc a la ocasión... Como cualquiera que no tiene experiencia, el trabajo fue más arduo de lo pensado... Mi experiencia en la caja fue como cuando recibo mi sueldo... jajaja... (o sea, el dinero sólo estaba de paso por mis manos)...

En cuanto a la carrera misma, los organizadores tenían 2 caballos. Perdieron la primera carrera y ganaron la segunda. La tercera era entre otros invitados a tal evento...

Durante la tarde llegó un grupo folklórico, se bailaron varios pies de cueca (yo no pude, pero me hubiera gustado), y quedé muy sorprendido con lo gastado por los asistentes...

La experiencia fue bastante entretenida, encantado me ofrezco para una nueva edición de tal evento...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras...