jueves, 17 de abril de 2014

Venezuela



Venezuela, un país al norte de Sud América..., o al sur de Centro América... O un país del nuevo continente, con mañas del viejo continente...

Ciertamente, de niño, lo único que sabía de Venezuela, era por sus telenovelas...

Recuerdo que eran interminables... Cuando todo se iba a aclarar, surgía una nueva dificultad... Eran 3 meses más de incertidumbre... 

Sus personajes eran muy bien armados, y uno se identificaba con alguno, o bien, se encariñaba con otro... Increíble, pero se llegaba a detestar a los malos... 

En cuanto a los actores; en otra novela aparecían de buenos, y eran perdonados por la maldad causada en la novela anterior... Visión muy de niño tal vez... 

Los paisajes, su acento, sus bellas mujeres (ahora digo bellas. En mi niñez, eran las "angelicales"), y sus multifacéticos actores... Nadie de la época puede negar que conoció al "Puma", primero como actor, y luego como cantante... Así también pasó con Carlos Matta, el "Cheíto"... Y otros que de momento no me vienen a la mente...

En la Universidad, supe de Venezuela, por mi profesor de "Manejo del Fuego"... La empresa para la que trabajaba, tenía patrimonio allá... Nos contaba algunas anécdotas; como el hecho de aprovechar las noches de aburrimiento, y salir a pasar semáforos en rojo para ser perseguido por la policía... Tras la licencia iba su billete, y la infracción era perdonada (cosa que en Chile, se supone que no pasa... - No me consta, pero haré como que es así)...

En cuanto a la foto que acompaña este relato. Fue parte de una campaña alusiva a "desnudos por Venezuela"... Ya que las fuerzas armadas denigraban a los protestantes, desnudándolos...

No sé si realmente la situación del país sea tan mala como se nos señala... O es la versión de los medios... No haré un análisis de algo que desconozco en detalle... Ni una defensa de un régimen donde los poderes recaen en una persona, y en que los medios no pueden informar libremente...

Solo diré que las novelas fueron parte de mi infancia. Alimentaron mi imaginación. Y me dieron momentos para compartir con mi madre, a quien por cierto, ya veo con muy poca frecuencia... No por ser descariñado; sino que por la distancia, y porque mi vida familiar me demanda mucho tiempo... Un culebrón chileno, con aires venezolanos, sin tragedia de por medio...

Paz al pueblo de Venezuela. Que prime la cordura, y que nos sigan deleitando con su bellas mujeres...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras...