domingo, 15 de febrero de 2015

Araucanía 2015...¿En llamas?

Vivimos en un país dividido, en muchas temáticas. Una de ellas, es el conflicto de tierras.
Unos sostienen que debe respetarse el estado de derecho, que somos una sola nación y que por ende, no es aceptable un gobierno dentro de otro. Sin embargo, la experiencia internacional ha demostrado situaciones en que sí es posible la convivencia de dos gobiernos en un mismo territorio... Aunque claro, son otros los nativos, y sus gobiernos (no nativos) son más técnico y con una verdadera visión de política, que dista mucho de las costumbres políticas chilenas.

Mientras tanto, quienes apoyan el actuar delictual de las agrupaciones pro-reivindicaciones indígenas, realizan un fuerte lobby fuera de Chile, que ha llevado incluso a que tribunales internacionales anulen fallos de tribunales locales, en cuanto a condenas por delito terrorista; y además, ordena indemnizar a aquellos acusados y condenados bajo las leyes vigentes...

¡Sorprendente!, dirán aquellos que por robarse una gallina, han purgado con 5 o más años de cárcel...

En la medida que pasa el tiempo y los movimientos por las reivindicaciones territoriales han ido tomando forma, la violencia ha ido recrudeciendo.

El primer blanco de los ataques, fueron las empresas forestales (mismas que aprovechando la legislación de la época, fueron sustituyendo bosque nativo por plantaciones de especies exóticas de rápido crecimiento y rendimiento homogéneo). Luego siguieron los ataque a camiones que transportaban la madera de los bosques y la maquinaria utilizada en faenas forestales... Siguió la escalada de violencia con ataques a buses, camiones de árido u otros ajenos al rubro forestal, vehículos particulares, parcelas, hijuelas, fundos. Alcanzando su punto más álgido, al quemar vivo a un matrimonio de ancianos; hecho que resultó con un solo condenado, cuya participación puntual no quedó del todo clara (vale decir, estuvo en el lugar de los hechos, participó de estos, pero el “qué hizo” y “cómo lo hizo”, es algo que a muchos no les quedó claro. Bueno, a la justicia sí le quedó claro y por eso condenaron ¿no?).

Con posterioridad a la impactante muerte de esa pareja de ancianos, se registraron muertes de comuneros mapuches, en circunstancias que no quedan del todo claras...

Lamentablemente el Estado, a través de sus organismos policiales, no puede llevar adelante una investigación eficiente en el territorio en conflicto, precisamente porque ha usado y abusado de organismos policiales, para reprimir los alzamientos indígenas. Las comunidades desconfían de las policías y no las dejan actuar para aclarar muertes de comuneros en las comunidades... Es más, han culpado a organismos como el G.O.P.E. de Carabineros, o a un tal “Comando Trizano”, de causar la muerte de ciertos dirigentes de mediana relevancia.

En la presente temporada, un helicóptero de Carabineros fue atacado con armamento de grueso calibre, resultando gravemente herido uno de sus pasajeros. Muchos rumores hay de que en la zona se organiza una escuela de guerrillas. Pruebas concretas no hay, o si existen, no son de público conocimiento. Lo que sí es concreto y tangible, es que Carabineros está siendo atacado de manera organizada y eficiente al punto de que se han replegado y encapuchados han logrado su cometido (como es el caso de la quema de cabañas en Lleu Lleu). Los policías han sido convocados a falsas emergencias que terminan resultando ser emboscadas con ataques armados. Enfrentamientos con supuestos ladrones de madera (robos ocurrido en la llamada “zona roja”), han terminado con muchos policías heridos. Algunos, de alta gravedad...

El discurso indigenista es que los ataques a maquinarias, son autoatentados propiciados por “la derecha capitalista y opresora del pueblo”... Palabras que coincidentemente uno oye en las proclamas del Partido Comunista... También se rumorea que organizaciones vinculadas a ese partido político, han otorgado becas a nativos de comunidades como Temucuicui, para que estudien en Cuba (educación universitaria, porque para las delictivas, puro “metáfora” local).

Y tras tanto rumor, el imaginario colectivo chileno comienza a elucubrar políticas conspirativas en torno a este conflicto:
-         ¿Se habrán preparado nativos chilenos en las guerrillas de las FARC?
-         ¿Los posibles médicos nativos educados en Cuba son para prestar apoyo a un ejército indigenista?
-         ¿Cómo se financian estas células terroristas pro-indígenas?

Eso, entre las interrogantes más lógicas, que comparte la gente...

Ahora bien. La noche de año nuevo de 2015 hubo 3 ataques incendiario; en uno de los cuales, el cuidador de un predio hizo frente a los encapuchados, hiriendo de gravedad a uno, con un disparo de escopeta en el rostro...

Por no estar inscrita la escopeta, el cuidador del predio fue formalizado; en cuanto al comunero, desconozco su real estado de gravedad. Sin embargo, el hecho sirve para demostrar que sí hay nativos organizados en pequeños comandos, que concertadamente realizan ataques a blancos específicos. Cualquiera que huela a capitalista, puede caer; aunque sea de origen mapuche.

Balance:
-         Han muerto agricultores (nativos y winkas”), Carabineros, y muchos nativos mapuches partícipes del movimiento... Ningún político (aunque uno ofreció quemarse a lo bonzo, y los más irónicos sostienen que hay políticos inútiles que están como para ofrecérselos de ofrenda a la pachamama)...
-         A modo de reivindicación, se han entregado cientos (o miles) de hectáreas de tierra, a nativos... Situación que ha generado un mercado perverso, que eleva el valor de la tierra y se presta para negocios poco transparentes.
-         La tierra entregada a nativos, en buena medida, ha dejado de ser trabajada de acuerdo a nuestra visión capitalista y de mercado, y ha sido dejada en manos de la naturaleza, para que esta haga su trabajo y devuelva a su estado natural, lo que “el winka” ha alterado.
-         También se ha dado el fenómeno de que las tierras que el Estado entrega, son arrendadas; sus recursos naturales han sido depredados y el capital obtenido de la venta de estos, ha sido dilapidado por los comuneros... Al menos, según lo observado por los temerosos vecinos de los “nuevos dueños”, quienes evitan referirse latamente al respecto, por temor a ser agredidos o, más grave aún, de ser expulsados de sus campos (algunos ya han dejado sus parcelas, y eso sí es un hecho concreto).

Mientras tanto, en la Provincia de Malleco y la ciudad de Galvarino, con fecha 15 de febrero, se decretó alerta roja de incendios. Bastante tardía diría yo, pero nunca está de más.

El 14 de febrero (coincidente con el recambio de turistas), un incendio de grandes proporciones, derivó en que el comandante de carabineros de la zona en conflicto, tomara  la decisión de suspender el tránsito en ambas direcciones, en la ruta 5 sur. Lamentablemente, los conductores no estaban siendo informados oportunamente y se produjo un gran taco. Es más, algunos quedaron detenidos a unos 100 metros de las llamas, imposibilitados de regresar, por la falta de retornos en la vía. Solución: Automovilistas sacaron 2 barreras y las usaron de puente para cruzar de un lado a otro y retornar al sur (hay una zanja entre ambas pistas). Responsables de autopista mantienen silencio, a pesar de emplazamientos realizados en redes sociales.

Esto es un cuento de nunca acabar... ¿Qué hará el gobierno? ¿Guardar silencio, ó distraernos con los casos de corrupción político-económica que enlodan a quienes nos gobiernan?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras...