miércoles, 18 de julio de 2012

Ahí, donde mis ojos te vean

Prender la TV y ver monitos.... Al menos así les decíamos cuando pequeños..... Debo reconocer que me pegaba al televisor viendo Tom y Jerry.... Y no es que fuera fanático; sino que la risa del gato Tom, me recordaba a un primo que se crió con mi abuela paterna.... Pues bien, de pequeño le ayudó a mi abuelo con las labores del campo, así es que recién siendo adolescente vino a tener tiempo y espacio para disfrutar esos "placeres infantiles"..... !Reía con unas ganas¡, que contagiaba a todo el mundo....

Además, por aquellos años (en este no tan apartado sur), sólo se veía TVN; así es que el menú no era muy variado....

Con los años se fueron sumando nuevos canales de TV abierta.... Primero Canal 13, y los domingos en la mañana eran para ver programas culturales.... La vida de algún músico ó pintor clásico.... No recuerdo el nombre, pero había un señor Di Girolamo que tenía uno.... Debe haber sido bueno o si no, no lo recordaría.... Posteriomente llegó la señal de Megavisión (actual Mega), y a principios de los '90, el TV Cable.... Ahí se nos abrió un mundo de posibilidades.... Al menos los primeros días..... Si al final uno está tan acostumbrado a la programación local que siempre termina en algún canal nacional....

Pero volviendo a los "Monitos".... Hoy en día han evolucionado muchísimo..... Tiernos ya casi ni se ven.... Más de alguna vez habré visto "Los Cariñositos" ó "Mi Pequeño Pony" (en realidad era para esperar ese de las oruguitas).... Más de alguna lágrima derramé viendo "Remi"; o disfruté corriendo por el campo, al estilo de Pedro (el amigo de Heidi), dando vueltas sobre los pastizales y con algún pasto silvestre entre los dientes....

Los tiempos cambian, y ahora con hijos grandes, uno observa los gustos que tienen y llama la atención, como la violencia gana terreno día a día.... Juegos de francotiradores o soldados al estilo "Medalla de Honor"... Juegos de peleas similares a "Mortal Combat".... Comics con contenido "hot" que, sin mostrar nada, despiertan tempranamente el erotismo en los jóvenes.... Y no es que me venga a hacer el puritano, pero no puedo negar que impresiona....

Aquí es donde surge la interrogante que todo padre se hace..... ¿Cuánto de lo que ve mi hija(o), debo filtrar?..... Para salir de dudas, lo mejor es estar con ellos y, aunque parezca latoso "mamarse" esos gritos, aullidos y estallidos de colores, uno se termina acostumbrando..... A fin y al cabo, las abuelas tenían razón con esa frase de: "Ahí, donde mis ojos te vean".....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras...