domingo, 19 de agosto de 2012

¿Se puede dialogar con los comuneros?

La verdad es que sí. Ya había hecho anteriormente un relato que titulé "Rolando, el comunero", en ese momento sólo plasmé parte de una conversación informal que tuvimos.

 Rolando, además de brindar entretenidas conversaciones, también era un sujeto decidido. Me contó que una vez, acudieron a una faena forestal a reclamar el cese de la misma, para lo cual el primer paso fue cortar el camino.... Se dieron la "maña"de cavar una zanja a lo ancho del camino, y así impedir la huída motorizada de los trabajadores forestales; esto vino acompañado de un incendio intencional..... Señaló que en medio de la humareda, unos sujetos trataron de huir en un jeep, no vieron la zanja y cayeron de punta en ella.... Se golperon el rostro con el parabrisas o el tablero del vehículo.... Imagino que alguno debe haberse golpeado la boca, ya que agregó que sangraban producto del impacto (lanzó una fuerte risotada en ese momento)....

Estaba sorprendido, pero no quise quedar en evidencia.... Desconozco el lugar de los hechos, la fecha de estos, y si realmente sucedieron de la forma que me lo había señalado.... Sin embargo, días después vería que aquél delgado sujeto, tenía su lado poco amable.... Como senalé en esa oportunidad, Rolando tenía una cuadrilla y se le asignó una labor de roce (voltear pinos quemados en un incendio intencional ocurrido ese verano en el Fundo San Jorge de Collipulli).... Mi rol era buscar la gente, realizar los respectivos contratos en modalidad de "contratistas" y cancelar por trabajo realizado, en el momento pertinente....

No manejaba dinero en el mismo predio ni tenía movilización para trasladarme a las oficinas centrales ubicadas en Lautaro, así es que los pagos se hacían los días lunes y en efectivo.... Era mitad de semana y me fue a exigir dinero.... Entre los dimes y diretes surgió su amenaza, clara y directa.... Era obvio que yo tenía todas las de perder ante un sujeto así; apelé al "don de la palabra".... Me esperó hasta el día lunes, se canceló su trabajo y no volvió más.... Eso a pesar de que habían otras labores por realizar....

Para alegría mía, la CONADI había adquirido un predio por el sector de San Andrés y se fue a hacer cargo de la faena de explotación forestal del mismo, junto a varios miembros de su comunidad (del sector Victoria Unida).....

Volviendo a la interrogante planteada en el título; creo yo que si no se hubiera podido dialogar con alguién capaz de causar ese nivel de daño, habría resultado lastimado (y bastante)....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras...