jueves, 24 de mayo de 2012

Campamento "Responsabilidad"

Primero que nada, aclarar que fui un chico explorador. En cortos meses llegué a guía de patrulla, era evidente, no quedaba nadie más en la patrulla...... Pero la saqué adelante, invité amigos, conocidos y así logré armar un buen equipo de hermanos scout.

Un campamento de invierno lo realizamos cerca de nuestra ciudad natal, fue una larga caminata para llegar (alrededor de 16 km.), el lugar era un internado rural que al parecer ya no estaba en funcionamiento, habían muchas literas y colchones de lana (de esos cuadrados que se necesitaban 2 para una cama).

Mientras yo ordenaba mis cosas, otros chicos miraban por una ventana y comezaron a lanzar sendos piropos; fui a ver, había una chica, un par de años mayor que nosotros, que paseaba por uno de los jardines. Pero tanta algarabía no salió barata. Ella era familiar del anfitrión del lugar, quien le llamó la atención a nuestros jefes, estos a nosotros y, cuento corto: Los guías de patrulla debíamos ir y pedir disculpas por nuestros patrulleros.....

Y ahí estábamos frente a ella, ciertamente era atractiva y, antes de romper el silencio, sentí un codazo por las costillas, era claro que me habían elegido para hablar..... ¡Súper democrático!.... Comencé a hablar y sus ojos se posaron en mi rostro, debí haber estado de todos colores, ella estaba molesta y su mirada acusadora ya musitaba una posible condena.... ¡Pero si yo nada había dicho!.... En fin, lo aclaré y una vez roto el hielo, hablaron los otros..... Típico....

Esa experiencia sirvió para dejarme claro que cuando uno tiene gente a cargo y les permite salirse de los márgenes, debe asumir como tal, dar la cara y hacer frente a lo que venga.... Por cierto que eso me sirvió mucho en sucesivas actividades (no sólo las propias del escultismo)....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras...