domingo, 10 de junio de 2012

Vida por vida

Algo que me impactó de niño, era ver quebrarse  mi mamá, y oírla señalar que ya "estaba agotada".... Tal vez, eso hizo un cambio en mí.... Ser malilla no es sinónimo de no tener conciencia o sentimientos....

Lo puntual es que me relató en esa oportunidad, que sufrió mucho para tenerme.... Era madre primeriza (imagino que para todas debe ser muy complicado)..... Sólo que en este caso, la cosa (o sea yo), venía mal..... En algún momento el doctor le señalo a mis padres que podrían tener que enfrentarse a la disyuntiva de tener que optar, entre "salvar la vida del bebé ó, la de la madre"..... Según me relató, yo era la primera opción.....

Todo salió bien... Bueno, al menos 20 dedos y todo lo demás en que se fijan los padres al nacer un hijo.... Y mi madre, por supuesto, en excelentes condiciones....

A partir de ese instante previo al alumbramiento y hasta el día de hoy, con los años, he vivido varias situaciones límite... Casi me ahogué de niño y, considerando que soy un pésimo nadador, prefiero tomar mis precauciones... Al volante he tenido mis situaciones puntuales, las cuales he salvado por cosas del azar o del destino... También tomo mis precauciones....

Probablemente algún día no la vuelva a contar, cuando sienta que pasa toda mi vida frente a mí.... Eso es algo que hasta el momento no me ha sucedido....

Sin embargo, algo me ha quedado muy claro: Si la vida me ha dado la oportunidad a mí, de crecer y salir adelante; al menos debo dedicar algunos instantes para que otros, que ven todo negro, se sientan apoyados ó al menos, escuchados..... Tal vez ese sea mi norte en Twitter..... Que de jueces y críticos ya está demasiado lleno este mundo....

Pd. Cuando digo "cosa", no lo hago con mala intención, es en alusión a la frase "La cosa se viene mal"... Tal vez no usé la expresión correcta, pero no quería usar demasiadas palabras para no desviar el tema....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dedicarme tu tiempo y tus palabras...